La CE valida el presupuesto para 2017 pero advierte del desvío en el déficit


La Comisión Europea (CE) declaró hoy que el último borrador de presupuestos para 2017 remitido por España cumple "en líneas generales" los objetivos pactados con Bruselas, pero estimó que el déficit se situará este año dos décimas por encima de lo exigido, en el 3,3 % del PIB.

En consecuencia, Bruselas "invita" al Gobierno español a estar preparado para "tomar medidas adicionales si el desarrollo de los acontecimientos fiscales apuntan a un mayor riesgo de no cumplimiento con los requisitos" que debe cumplir el país.

"La Comisión confía en que el presupuesto español para 2017 será aprobado y totalmente implementado pronto", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos Pierre Moscovici, en un comunicado.

El Ejecutivo comunitario adoptó hoy su opinión sobre las cuentas actualizadas que España envió en diciembre y que incluyen las medidas fiscales con las que el Gobierno prevé recaudar 7.500 millones de euros adicionales de cara a cumplir el objetivo de déficit.

La Comisión considera que esta actualización del presupuesto cumple "en general" con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, las normas de disciplina fiscal comunitarias, según indicó en un comunicado. Sin embargo, advierte de que según sus cálculos el déficit se irá este año al 3,3 % del PIB, dos décimas por encima de la meta del 3,1 % pactada con la Comisión, mientras que en 2018 se situará en el 2,8 % del PIB, por encima del objetivo del 2,2 %.

No obstante, la CE prevé que el país sí "conseguirá el esfuerzo estructural requerido en 2017 y, términos acumulativos, en 2016 y 2017".

En 2016 España logró eludir una multa millonaria de Bruselas pese a no haber tomado "medidas efectivas" para corregir su desvío presupuestario el año previo, tras lo cual la Comisión le dio un año más, hasta 2018, para llevar su déficit por debajo del 3 % pero le exigió un ajuste estructural del 0,5 % del PIB en este ejercicio y el próximo.