Chema Dávila reclama al Ayuntamiento la puesta en marcha de un Protocolo contra la contaminación por ozono


El portavoz socialista de Medio Ambiente, Chema Dávila, ha reclamado hoy al Ayuntamiento de Madrid la puesta en marcha de un Plan y un Protocolo específico para medir y combatir la contaminación por ozono troposférico, En los últimos días, la ciudad, debido al tráfico y las altas temperaturas, está registrando niveles de concentración de este gas que se sitúan al límite de la protección de la salud humana. “Si no se actúa rápidamente, ha señalado Dávila, y dadas las previsiones meteorológicas, es muy probable que alcancemos niveles que ponen en riesgo la salud de la población”.

Según datos oficiales, las concentraciones de ozono en la atmósfera han subido durante los últimos días en todas las estaciones de control. Así, las estaciones de medición de Arturo Soria, Farolillo, Barajas, Casa de Campo, Barrio del Pilar, Retiro, Fernández Ladreda, El Pardo, Juan Carlos I o Tres Olivos superaban ayer martes entre las 15,00 y las 17,00 horas los 120 microgramos/m3 de ozono considerado como valor límite para la protección de la salud humana. Sólo cuatro de las 14 estaciones de la red que miden ozono se quedaron por debajo de este nivel. Es previsible que en los próximos días, si no bajan las temperaturas y no se toman medidas, se puedan superar en algunas estaciones el nivel de información a la población de 180 microgramos/m3 durante una hora.

Según el edil socialista “el ozono es un gas peligroso para la salud que se forma por la fusión de los óxidos de nitrógeno generados por el tráfico con la radiación solar en periodos de altas temperatura. Este gas, en altas concentraciones, puede provocar graves problemas a deportistas y personas mayores y asmáticas y puede reducir hasta en un 20% su capacidad respiratoria”.

Más peligroso que el dióxido de nitrógeno

Para Dávila resulta “sorprendente” que el Ayuntamiento sólo tenga en vigor un Protocolo de actuación en episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno y no tenga ninguno para episodios de ozono teniendo en cuenta que el ozono un gas aún más peligroso para la salud que el dióxido de nitrógeno. “Tampoco se entiende que el Ayuntamiento de Madrid en su Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático haya programado actuaciones para combatir el dióxido de nitrógeno y no haya incluido medidas específicas para combatir la contaminación por ozono”, remacha.

El Plan de actuación contra el ozono propuesto por los socialistas debería implantar sistemas de predicción de la evolución del gas que actualmente no existen y que permitiría a los ciudadanos protegerse mejor en las horas en los que los niveles son más altos. También debería incluir mejoras en la información a la población sobre la peligrosidad del gas y la forma más eficiente para evitar sus efectos en la salud, así como la implantación de más estaciones de medición tanto fijas como móviles”.

Chema Dávila considera insuficientes las 14 estaciones fijas de medición de ozono existentes en la actualidad. “No entendemos que haya 24 estaciones de control para medir el díoxido de nitrógeno y sólo 14 para medir el ozono cuando los ciudadanos necesitan conocer si existe peligro para su salud por la excesiva concentración de este gas en sus barrios. Consideramos que el Ayuntamiento debe medir el ozono en las 24 estaciones de medición de la red municipal y no solamente en 14 como se hace en la red de medición heredada del PP. No es de recibo que los ciudadanos de Moratalaz, Sanchinarro o Cuatro Caminos no sepan cuáles son las concentraciones de ozono que existen en su barrio, porque simplemente el Ayuntamiento no mide”.