Navarro: “El PP debería pensárselo antes de criticar a Cristina”


Los diputados Jesús Navarro (d) y Alfonso Martínez Baños, en una imagen de archivo / EFE Los diputados Jesús Navarro (d) y Alfonso Martínez Baños, en una imagen de archivo / EFE

El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Jesús Navarro ha afirmado que los portavoces de Agua del PP deberían pensárselo antes de criticar a Cristina Narbona, ya que ha sido la única ministra que ha traído algo de agua a la Región de Murcia, “a diferencia de cualquier ministro o presidente del PP”.

Navarro se ha mostrado sorprendido por las declaraciones de alguno de los miembros de la delegación que visitó el pasado viernes a la ministra de Agricultura junto al presidente de la Comunidad.

“Sorprendido por la satisfacción de lo conseguido y también por el desconocimiento de la situación por parte de la ministra, que compara la situación del trasvase con las situaciones de otras comunidades autónomas, como Castilla y León”, ha señalado.

En su opinión, lo conseguido es prácticamente nada, ya que la apertura del Sinclinal de Calasparra debería haberse producido hace ya más de dos meses. “Ahora hay que esperar a que las infraestructuras estén operativas, ya que las baterías de pozos y las bombas están totalmente desmontadas”.

Según el diputado socialista, no se ha conseguido que se abra la batería estratégica del Segura, “batería estratégica puesta en marcha por la exministra Narbona, cuando era presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) Fuentes Zorita, “que en su momento aportó más de 100 hectómetros de agua en otro periodo de sequia similar al que estamos”.

Por otra parte, Navarro ha defendido que la Región de Murcia no necesita una prórroga del decreto de sequía, sino un nuevo decreto dotado económicamente para nuevas infraestructuras, nuevos impulsos, y fundamentalmente, para aumentar la capacidad de almacenamiento de agua.

Finalmente, ha criticado que en la reunión con la ministra del pasado viernes no se haya hablado de la puesta en marcha de las infraestructuras necesarias para que las desaladoras puedan producir al cien por cien.