El PSE-EE ve "muy positiva" la solución de las discrepancias sobre el Cupo vasco

  • Escrito por La Redacción - Agencias
  • Publicado en Panorama Euskadi

La secretaria general del PSE-EE Idoia Mendia (d), junto al secretario de Organización de esta formación, Miguel Ángel Morales / EFE / ARCHIVO La secretaria general del PSE-EE Idoia Mendia (d), junto al secretario de Organización de esta formación, Miguel Ángel Morales / EFE / ARCHIVO

La comisión ejecutiva del PSE-EE ha valorado "muy positivamente" el acuerdo alcanzado para renovar el Cupo vasco y resolver las discrepancias en torno a las liquidaciones en los períodos pendientes, poniendo así fin a diez años de encontronazos entre los Gobiernos vasco y central.

En una nota de prensa, los socialistas vascos han considerado que el acuerdo entre los Gobiernos de Euskadi y de España para la actualización del Cupo "consolida una apuesta por el autogobierno basada en el pacto entre los vascos y con el resto de los ciudadanos españoles, desde los principios de responsabilidad en la gestión y de solidaridad con el proyecto compartido con las demás comunidades".

Según el PSE-EE, socio del PNV en el Gobierno Vasco, la resolución de las diferencias sobre el Cupo supone "una nueva pieza en la apuesta de los socialistas por la estabilidad".

A su juicio, "frente a los órdagos y decisiones unilaterales que han marcado otros momentos políticos en Euskadi, el pacto se confirma como la práctica política más eficaz y que mayor beneficio reporta a los ciudadanos".

El PSE-EE ha indicado que la resolución de las discrepancias en torno al Cupo era una tarea pendiente "prioritaria" para los partidos que conforman el Gobierno Vasco.

Según ha indicado, este asunto está recogido en el pacto de gobernabilidad suscrito entre el PSE-EE y el PNV para esta legislatura", en el que ambos situaron "la resolución de las diferencias sobre el Cupo, en el marco del desarrollo del Concierto Económico, como un primer compromiso para un "crecimiento responsable y transparente".

Para los socialistas vascos, "la fórmula de diálogo que hemos reabierto ahora en Euskadi debe ser también una oportunidad para normalizar las relaciones con el Gobierno de España y resolver otras diferencias pendientes de solución" que afectan al autogobierno.

El PSE-EE ha citado, en concreto, la culminación de las transferencias pendientes y la retirada de recursos contra leyes como la de Víctimas de Abusos Policiales o la de Vivienda.