Page defiende una España unida con sus problemas, pero sin "otoños calientes"


El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page / EFE / ARCHIVO El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page / EFE / ARCHIVO

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido hoy en el Día de la Región el modelo de la España autonómica, con sus "problemas", "defectos" y "virtudes", pero sin "otoños calientes" que tensionen la igualdad y la soberanía entre todos los españoles.

En el Día de Castilla La Mancha, el presidente García-Page ha asegurado que los próximos años serán "extraordinarios" para la comunidad autónoma y ha trasladado al Ejecutivo de Mariano Rajoy su compromiso con la unidad de España.

García-Page ha lanzado estos mensajes durante su discurso en el Teatro Auditorio de Cuenca, donde ha asegurado que "los vientos soplan a favor".

El acto se ha celebrado casi dos meses después de que el PP y Podemos rechazaran los presupuestos de la Junta para 2017 en las Cortes regionales, votos en contra que impidieron que las cuentas salieran adelante al encontrarse el PSOE en minoría parlamentaria.

"Mi gran compromiso como presidente es aprovechar el viento como nadie", ha subrayado el jefe del Ejecutivo autonómico, quien ha reclamado, "sin ningún tipo de odio ni rencor", la unidad de todos los castellanomanchegos para "fijar objetivos colectivos" que "se reflejen en el bienestar".

Con ello, ha dicho que no quiere "el éxito de una parte de un rincón del país a costa del mal del conjunto", lo que ha avisado, además, de que "es imposible".

"Quiero emitir un sentimiento de cariño del pueblo de Castilla-La Mancha al resto de los pueblos de España porque solo porque existe España podemos tener autonomías con las que gestionar la sanidad, la educación, los servicios sociales y tantas cosas", ha aseverado el presidente autonómico.

García-Page ha dicho que quiere a España "con sus problemas, con sus defectos, pero con muchísimas más virtudes" y ha insistido en pedir que "no haya más otoños calientes".

"Se van a cumplir diez años desde la crisis económica en España, seguro que ha roto muchas costuras, pero si alguien piensa en que tenemos que tener un otoño caliente y tensionar la igualdad, la soberanía entre todos los españoles, yo invito a todos a que el único calor que tengamos en otoño sea el de presumir de estar juntos, de seguir querer estándolo", ha aseverado.

Por su parte, la presidenta del PP de Castilla-La Mancha y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha afirmado en declaraciones a Efe que la comunidad "se merece estar en la vanguardia de toda España" y ha abogado por "trabajar mucho" para conseguir este fin.

Cospedal, al igual que el expresidente José María Barreda, no ha podido asistir al acto al encontrarse -en su condición de diputados nacionales- en el Congreso de los Diputados, donde hoy se celebran votaciones de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El que sí ha asistido ha sido el exmandatario autonómico José Bono.

En el acto, han sido reconocidos la académica de la Lengua Aurora Egido, nacida en Molina de Aragón (Guadalajara), y el columnista conquense Raúl del Pozo, que han recibido la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha.