El PSOE presenta 61 enmiendas específicas para Canarias que mueven 500 millones


El diputado Sebastián Franquis / PSOE El diputado Sebastián Franquis / PSOE

Los representantes canarios del PSOE en el Congreso y el Senado informaron este viernes de las 61 enmiendas específicas para Canarias presentadas al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 y con las que pretenden mover casi 500 millones de euros con el objetivo de “mejorar unas cuentas que limitan derechos, mantienen las políticas de recortes del PP y ahondan en la brecha entre ricos y pobres”.

En Santa Cruz de Tenerife, comparecieron ante los medios el senador por la Comunidad Autónoma, Julio Cruz, la diputada por la provincia, Tamara Raya, y la senadora por Tenerife, Olivia Delgado, y de manera simultánea informó en Las Palmas de Gran Canaria el diputado Sebastián Franquis. Explicaron que tras analizar de forma detallada el proyecto, la conclusión es que el crecimiento económico que se está experimentando no se traduce en una mejora para Canarias.

“No puede mejorar el bienestar de la sociedad si hay un reparto injusto del crecimiento, si no se mejora la productividad, si no mejora la calidad de vida de quienes más sufren, de los colectivos más vulnerables, y la realidad es que estamos ante un presupuesto pasivo ante la pobreza y la desigualdad”, denunciaron.

Lamentaron el “aplauso” y la “complicidad” a estas cuentas del “presidente del Gobierno de Canarias en minoría, Fernando Clavijo, también delegado del Gobierno de España en Canarias” y subrayaron que el documento “no respeta las necesidades de las islas ni los acuerdos firmados, como los convenios de infraestructuras turísticas, de carreteras o de empleo”.

MALOS PESE A LA PROPAGANDA DE CLAVIJO

Los diputados y senadores canarios afirmaron que estos presupuestos generales reducen en 5.000 millones el dinero destinado a las políticas que igualan oportunidades: sanidad, educación y dependencia. Recordaron que el PSOE presenta más de 1.800 enmiendas que movilizan cerca de 9.000 millones de euros sin que ello implique un incremento del déficit ni de la deuda pública.

De estos 9.000 millones de euros, 4.188 se destinan a igualdad, cohesión social y desarrollo del Estado del Bienestar, y 4.812 millones al nuevo modelo productivo apostando por la I+D+i, la industria, la internacionalización de las empresas, las infraestructuras, el turismo y la agenda digital, y para empleo de calidad.

En líneas generales, destacaron las enmiendas encaminadas al incremento de un 2,5 por ciento de las pensiones mínimas y de un 2 por ciento del resto de las pensiones; la lucha contra la pobreza infantil con 230 millones para el plan de infancia y el plan de apoyo a familias; el incremento de las retribuciones de los empleados públicos del 2 por ciento; la puesta en marcha de un ingreso mínimo vital con 2.600 millones de euros en su primera fase de implantación; 525 millones para becas y ayudas al estudio; 100 millones para lucha contra la violencia de género; la apuesta por la ciencia y la innovación incrementando los recursos con 600 millones de euros en gastos no financieros; 1.440 millones para políticas activas de empleo o el aumento de las dotaciones de las infraestructuras del transporte y medioambientales con incidencia en la competitividad, con 1.300 millones de euros.

En el caso concreto de Canarias, resaltaron los 160 millones que proponen para fomento, 211 millones para medio ambiente y costas, 42 millones para empleo, 40 millones para turismo, 6,5 millones para industria, 3 millones para mejora de la competitividad o los dos millones para servicios sociales.

“Por mucha propaganda que hagan el PP y el delegado del Gobierno de España en Canarias, Fernando Clavijo, son unos presupuestos malos, porque se olvidan de los parados, de los empleados públicos, de las infraestructuras, de generar actividad productiva importante, carga los recursos en los que menos tienen y favorece a las rentas más altas del país”, afirmaron.