Lamban y la Fundación Amancio Ortega firman un protocolo para adquirir alta tecnología sanitaria por valor de 10 millones de euros

  • Escrito por La Redacción - Agencias
  • Publicado en Panorama Aragón

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán / EFE / ARCHIVO El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán / EFE / ARCHIVO

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega Gaona, José Arnau, han firmado esta mañana un protocolo para la adquisición de equipamiento tecnológico sanitario. El acuerdo asciende a más de diez millones de euros, que se van a destinar a la compra de aparatos para el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

De esta forma, el Departamento de Sanidad va a poder acelerar las inversiones previstas en el plan de alta tecnología del Salud para los próximos años en materia de diagnóstico y tratamiento oncológico. Dicho plan tiene como fin garantizar la equidad y mejorar la calidad y accesibilidad en el diagnóstico y en el tratamiento a través de los medios propios del sistema público de salud.

Lambán ha agradecido que por segunda vez, las noticias relacionadas con Amancio Ortega sean productoras de bienestar. Si la llegada de Inditex hace 17 años supuso creación de empleo y un detonante para el despegue de la logística aragonesa, el presidente aragonés ha asegurado que la firma del protocolo con la Fundación en materia de salud, es “generadora y productora de esperanza, bienestar y de alivio para las familias aragonesas afectadas por el problema del cáncer”.

No ha dudado en calificar que esta aportación “viene como agua de mayo” porque se sumará al capítulo inversor contemplado en el presupuesto de 2017 –que previsiblemente se aprobará la próxima semana en las Cortes de Aragón- en el Departamento de Salud y supondrá, entre otros medios a adquirir, la renovación de aparatos que circulan por el medio rural, lo que reporta mayor equidad en todo el territorio de la Comunidad Autónoma.

Los equipamientos que se van a adquirir se integran en el Plan de atención oncológica diseñado por el Departamento de Sanidad. Un plan que integra actuaciones de promoción, prevención, cribado, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos, adaptado todo ello a las características demográficas y territoriales de Aragón.

Una de las líneas estratégicas de este acuerdo es mejorar el diagnóstico del cáncer de mama en todo el territorio aragonés, para lo que se destinarán 5,4 millones de euros.

Se van a adquirir 8 mamógrafos digitales con tomosíntesis 3D (uno para cada sector); 5 actualizaciones de mamógrafos ya existentes a tomosíntesis e imagen sintetizada; 16 ecógrafos de alta gama; 11 estaciones de trabajo; además de una ampliación de cabinas para el almacenamiento de imágenes.

También se van a renovar los equipos que realizan el cribado de mama en las tres unidades móviles existentes –una en cada provincia-, con tres nuevos mamógrafos digitales directos.

Además habrá dos nuevos mamógrafos intervencionistas, uno en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y otro en el Hospital Universitario Miguel Servet, con los que se podrá tratar algunos tipos de tumores sin necesidad de intervención quirúrgica. Esto supone que en los dos hospitales de referencia dispondrán de unidades de mamografía específica, donde diagnosticar, tipar e intervenir el cáncer de mama.

Se mejorarán las unidades de diagnóstico para todo tipo de cánceres con una nueva resonancia magnética, que se ubicará en el Centro de Especialidades Inocencio Jiménez, y la actualización de una ya existente en el Miguel Servet, convirtiéndola en tecnología de última generación. El importe de este aparataje asciende a 1,9 millones de euros.

Igualmente, se prevé comprar un nuevo acelerador de electrones multienergético y adecuar un búnker existente en el Lozano Blesa para su instalación, una operación que supone invertir 2,7 millones de euros.

Cabe recordar que, actualmente, ya se está tramitando la adquisición de dos nuevos aceleradores –uno para el Clínico y otro para el Miguel Servet- a los que se sumará este tercero, dejando un renovado parque de aparatos para radioterapia con tres aceleradores en el Miguel Servet, dos en el Clínico y un sexto en una clínica privada. De este modo, serán seis los aparatos de este tipo que existan en Aragón, situando a la comunidad en la media nacional, con 3,53 aceleradores por cada millón de habitantes.

A esto se suma que también está ya en tramitación la compra de un PET-TAC con destino al Hospital Clínico y una gammacámara SPECT-TC para el Miguel Servet, todo ello incluido en el plan de tecnología lanzado ya por el Salud.